Costumbres y tradiciones

Los Soldados de Cristo

Data del siglo XV y desapareció en los años 50, recuperándose en el año 2001. Su cometido es la custodia del Sepulcro y Monumento del Señor. Actualmente estos soldados, que son quince, visten traje de pana negro, sombrero de ala ancha del mismo color, una banda roja con un Corazón de Jesús a la altura del pecho y una lanza de gran tamaño que lleva en la punta grabadas alegorías del escudo de Budia.

El ingreso en la Hermandad se hace previa solicitud del interesado que después debe ser aprobada en asamblea general, excepto para aquellos hijos o hermanos de soldados fallecidos que tienen derecho al acceso directo.

Las obligaciones de los Soldados de Cristo empiezan el Domingo de Ramos, fecha en la que se reúnen en una merienda para establecer el orden de servicios de Semana Santa. A partir del Jueves Santo han de montar una cerrada guardia en torno al Sepulcro de Nuestro Señor. Otro acto a destacar, es la escena del triunfo de la Cruz sobre las lanzas. En esta escena, todos unidos en círculo con el abad en el centro, este levanta la Cruz y los soldados las lanzas.

Esta interesante hermandad debió exportarse por los tercios españoles a Italia, ya que se da la curiosa circunstancia de que en Taranto existe otra hermandad con costumbres muy similares.

La Sampedrá

Las tradiciones de Budia destacan esta fiesta que se celebra el día de San Pedro, 29 de junio. Hoy día se celebran verbenas, encierros de novillos, comida popular y desfile de “Mascaritas” (gente que se disfraza hasta el punto de no ser reconocibles. Gozan de mucha asistencia).

Antiguamente en este día se dedicaban los chicos y grandes a recoger restos de cueros, de botas, y botiIlos, que antiguamente eran muy abundantes dada la especialización de la localidad en la industria de las tenerías y cordobanes, reuniendo todo en un gran montón en la plaza mayor, pegándolo fuego y organizando una gran hoguera con el conjunto de la colambre reunida.

 

Fiestas de Nuestra Señora del Peral

Festejos populares que se celebran a lo largo de la primera quincena de septiembre. Además de los actos religiosos en honor a la patrona de la localidad, la programación incluye concursos, juegos, exposiciones, espectáculos, verbenas, comidas populares así como encierros y festivales taurinos que gozan de justa fama.

Gastronomía

Entre el repertorio gastronómico de Budia, sustentan merecida fama los productos derivados de la matanza del cerdo, y aquellos que tienen como base el exquisito cordero de la Alcarria, cuya carne inspira numerosos guisos y alcanza su máxima expresión asado al modo tradicional en horno de leña.

En cuanto a la repostería, hay que destacar los riquísimos postres tradicionales entre los que destacan los bizcochos crispines, hechos con harina, huevo, azúcar y canela, sin olvidarnos de que estamos en la Alcarria, donde no hay que dejar de probar la miel, aguamiel o arrope.