Casonas Nobiliarias

En general son obras de los siglos XVII y XVIII. En su calle principal destacan la Casa de los Condes de Romanones, también denominada de los Romos, edificio noble con abundancia de ventanales enrejados y gran portalón con moldura de sillería coronado de escudo nobiliario. La Casa Palacio del Obispo Catalina, edificio de grandes dimensiones del siglo XVII que muestra una portada de piedra sillar con pilastras laterales rematada con escudos nobiliarios. Su interior mantiene el diseño original y conserva un oratorio. En la parte posterior exhibe un bello jardín con fuentes de estilo neoclásico. Otras casas nobiliarias son la Casa de la Parra, que fue antigua hospedería y fonda, la Casa del Duende y la Casa de los López Hidalgo, que muestra el bello blasón tallado de este apellido, procedente del señorío de Molina.